Adelgazar las piernas…pantorrillas…

Hola amigas. Hoy vamos a tratar un tema delicado. Las pantorrillas.
Y digo delicado, porque es difícil ponerse de acuerdo con el tema de que son unas pantorrillas bonitas.
Para algunas, simplemente delgadas, para otras, deben tener un poco de músculo definido, y para otras tienen que ser redonditas…
Que opino yo? Pues la verdad, creo que es una de las partes más importantes de la belleza femenina, una parte que todos y todas nos miran, porque delata mucho de como es el resto de nuestro cuerpo.
Cuando vemos una chica con unas pantorrillas musculadas y finas, deducimos que tiene un cuerpazo fibroso y curvilíneo, verdad?
Sin embargo si vemos unas pantorrillas redonditas, automáticamente pensamos que esa chica tiene algún kilo demás y las carnes más bien fofas, verdad?

Pantorrillas…


Bueno, esta regla no se cumple siempre amigas. En esta parte del cuerpo influyen muchas cosas.
Por ejemplo, influye mucho la vida que llevemos, que sea más o menos activa.
Hay chicas gorditas con unas pantorrillas preciosas porque caminan mucho y se pasan el día en movimiento y también a la inversa.
Por eso, y precisamente ahí, tenemos una de las pistas más claras sobre que debemos hacer para tener unas pantorrillas perfectas.
Ahora bien, yo no soy partidaria de demasiada musculación pero si un poco.
En las anteriores entradas, hemos hablado de muchas rutinas para fortalecer, adelgazar y estilizar nuestras piernas, recordáis?
Como subir y bajar escaleras, rutinas en casa, etc…
Todas ellas nos estilizarán y muscularán las pantorrillas, o sea que seguirlas y hacerlas a diario. Notaréis cambios muy importantes.
Y una cosa muy importante donde me voy a detener hoy.
Los tacones. Si amigas, aunque parezca una tontería, el uso de tacones influye mucho en nuestras pantorrillas.

Pantorrillas estilizadas


Es adecuado? Bueno, para lo que nos ocupa hoy sí. Que tiene alguna contraindicación para por ejemplo nuestra espalda? También…
Pero en nosotras está el actuar con inteligencia.
Vamos a usar tacones por la calle. ARRIBA los tacones, pero ojo. A partir de 7 u 8 centimetros, nos van a perjudicar, porque exigen una fuerza especial de la parte superior de los gemelos de nuestras piernas y esto si puede afear el resultado.
Lo ideal, tacones entre 5 y 7 centímetros, 8 a lo sumo.
Cuanto menos usemos los tacones ahora, más notaremos los cambios al empezar a usarlos.
Se que muchas no los usais por verguenza de vuestras pantorrillas. No pasa nada. De momento, hasta que os veáis guapas, podéis usarlos con pantalones largos, así no se nota tanto.
Recordar que hemos visto muchos ejercicios para estilizar las piernas. Ir aplicándolos todos por favor…
Un último aspecto para nuestras pantorrillas…masajes.
Cuando hagáis masajes para vuestros muslos, podéis aprovechar y dar un repasito a vuestras pantorrillas. No es una zona que necesite tanto masaje como los muslos, por eso no hagáis demasiado hincapié en ellos. Pero un poco de masaje hacia arriba y hacia abajo, nos vendrá genial. Eso sí, máximo un tercio del tiempo que dediquemos a los muslos.
En las mujeres son dos zonas totalmente diferentes en cuanto a acumulación de grasa.
Se que muchas tenéis problemas cuando vais a compraros una botas y no os entran en las pantorrillas. Es una frustración tremenda, verdad?
No os preocupéis, en unos meses, lograremos nuestro objetivo y podréis poneros lo que queráis y lucir unas piernas de ensueño.
Espero que disfrutéis de esta entrada y que tengáis un buen puente festivo las que sois de España.
Besos…Laura…

Empezamos con las dietas…

Pues sí, hoy vamos a empezar a hablar de las dietas.
No sabría deciros cuantas he probado, yo creo que todas.
Y he sacado muchas conclusiones, la verdad.
Hay dietas brutales, dietas donde me pasaba los días comiendo barritas energéticas y sobrecitos con no se cuantas propiedades.
Seguro que muchas sabéis bien de lo que hablo.
Era un sufrimiento total. Además todo empeoraba cuando veías a toda la familia dándole a la paella y tú con tu barrita energética.
Luego probé las dietas del “papel”, como yo las llamo.
Esas en las que todo lo llevas apuntado, calorias, proteínas, etc. Cada día calcular lo que ingerías y ver si te habías pasado. Ah, y comprando la báscula de alimentos para medir bien todo lo que comías. Total, a la semana, la báscula en el trastero y el papel arrugado en la papelera. Menudo rollo…
Y también he probado las dietas tan en boga hoy tipo Dunkan, (hay miles). Muchas están basadas en el uso indiscriminado de determinados alimentos como la avena, etc.
También he probado los inhibidores de apetito, que realmente funcionan al principio, pero van perdiendo efecto con el tiempo, además de pasarte el día cansada por falta de energía.
Por eso me lance y decidí crear mi propia dieta, la dieta Laura…perdón por la simpleza pero no se me ocurría nada mejor, jajaja.
Bueno, mi punto de partida, fue toda la experiencia acumulada durante años. Apartar lo que no funcionaba o era demasiado pesado de seguir y quedarme con aquello que me gustaba y funcionaba.
Parece sencillo, pero no lo es.
Todas sabemos que una comida como la de la foto no es saludable, verdad?

Comida insana

Sin embargo, yo he leído lo que comían algunos deportistas de elite como el tenista Andre Agassi y alguno otro y otra muy famosos, y se hartaban de hamburguesas.
Es evidente que su intenso ejercicio físico les hace eliminar todo eso que comen de más. Está claro. Pero me hizo ver que no todo es la comida, sino que hay que trabajar sobre cantidades y frecuencias.
Parece algo obvio, pero todas nos hacemos “las machotas” cuando empezamos una dieta (suele ser después de vernos reflejadas en un espejo o escaparate y ver que nuestras piernas parecen las columnas del Partenon, verdad?
Pues empecé a trabajar con la lógica y aplicarla a lo que mi cuerpo consumía.
Por otra parte, todas sabemos que un plato como el de la segunda foto es saludable, verdad?

Comer sano

Pues no todo es así de sencillo. Os lo puedo asegurar.
Esto es como el tabaco. Os voy a poner un ejemplo. Mata el tabaco?
Todo el mundo diría que sí, verdad?
Otra pregunta, mata el chocolate? Lógicamente todo el mundo diría que no, verdad?

Bueno, pues yo no estoy de acuerdo.
Lo que mata es la cantidad y la frecuencia. Es decir, si yo fumo un cigarrilo a la semana, incluso un cigarrillo al día después de comer, os puedo asegurar, que ningún médico os dirá que entráis en el rango de futuras muertes por cáncer de pulmón.
Por otra parte, ir y preguntar a vuestro médico, que pasaría en nuestro cuerpo en unos años, si todos los días nos comemos dos tabletas de chocolate…
Aparte de los kilos que cogeríamos, lo más probable es que en pocos años nuestro corazón reventara ante tal barbaridad.
Entonces, he llegado a la conclusión, que no es malo, lo que se come, sino de lo que se abusa.
Y en eso esta basada mi dieta, en estudiar, mis abusos y mis aciertos, y centrarme en ello, olvidando dietas que me cuestan dinero, me tienen nerviosa todo el día y de mal humor y me hacen infeliz.
Espero que me hayáis entendido. Todo, mis amigas, está basado en mi propia experiencia. Y os aseguro que he llegado a bajar 18 kilos, quedarme en el peso que he querido y siempre deseado, y lo que es mejor, mantenerme en él sin problemas.
Eso lo han agradecido mis piernas, que son las últimas en aceptar que sus grasas las abandonen.
Pero para tener las piernas que hoy tengo gracias a mi trabajo, he tenido que bajar peso, estabilizándolo en una peso normal, e ir realizando todos esos pequeños trucos que vamos viendo en diferentes entradas.
Bueno amigas espero haberos ayudado. Solo ha sido una introducción.
Más adelante iremos detallando nuestra nueva dieta….
Besos…

Cremas, cremas y más cremas para adelgazar

Hola amigas. Estos días me habéis llenado el email de consultas sobre los masajes y las cremas que debéis usar.
Bueno, vamos por partes. El masaje como ya os comenté es uno de nuestros mejores aliados. Yo creo firmemente en los resultados que nos dan los masajes y sabéis que siempre hablo por propia experiencia.

Masajes con cremas

Cuando entremos más en profundidad, veremos técnicas específicas de masajes para aplicar en nuestras piernas. Ahora estamos en las primeras fases. Nuestros masajes deben ser sencillos y lineales. Como ya os expliqué, debemos usar la técnica de arriba-abajo. Repito que ya tendremos tiempo de ver técnicas más avanzadas.
Tema cremas. Bueno, ya os comenté que yo no he encontrado ninguna crema que por si misma me hiciera tener unas piernas más delgadas. Las hay eso si, que tienen algún efecto adelgazante. En general son aquellas que llevan metilxantina, un compuesto, fijaros que curioso, que se encuentra en el chocolate, el café y en la Coca Cola, todos ellos enemigos de una dieta adelgazante.
Este elemento actúa en las capas inferiores de la piel llegando a reducir algo el tejido adiposo. Si, es cierto.
Pero de poco nos va a servir, si nuestra capa de grasa es grande, porque no es un principio que actúe en capas internas, ni que tenga efectos prolongados.
Por eso, no esperéis milagros de estas cremas.
Básicamente hay tres grupos de cremas que podemos usar y que usaremos. Cremas reafirmantes, que todas conocéis, cremas efecto frio-calor, y cremas para dolores y piernas cansadas.
Conozco incluso algún prestigioso laboratorio que utiliza un conglomerado de todas estas cremas, para conseguir efectos adelgazantes. Algo parecido a lo que yo he ido haciendo.
Aparte dejamos las cremas suavizantes, hidratantes, etc….con efectos más relajantes que otra cosa.
Por todo ello, y basada en mi experiencia, llegaremos a conjugar varias cremas que nos irán aportando muchas de las cosas que nuestras piernas necesitan para estar delgadas y esbeltas.
Pero vosotras mismas podéis utilizar la lógica. No podemos tener piernas agiles y fuertes, sin buena circulación, no hay buena circulación si hay exceso de grasa, no eliminaremos la grasa sin conseguir firmeza, y desde luego nuestras piernas no estarán firmes y prietas sin todo ello junto. ¿Porqué entonces nos vamos a resignar a una solo crema “milagrosa”? Pues no chicas. Aquí os iré enseñando los beneficios que cada uno nos dará y como debemos compaginarlas y usarlas en nuestros masajes. Eso es fundamental. Siempre daremos las cremas durante los masajes. Es la forma en que nuestra piel asimila las cremas.

Masaje en piernas

Por todo eso, y como primer paso fundamental, tenemos que ir activando nuestra circulación. Y en ello vamos a centrarnos las primeras semanas.
Ya hemos hablado de las cremas para la circulación. También hemos hablado que son cremas “fuertes”, son medicamentos, por eso no debemos abusar y tenemos que usarlas con precaución y periocidad.
No podemos comprarnos un tubo o bote de crema para la circulación y vaciarlos en dos días en nuestras piernas.
Recordar, que aunque son cremas, casi todas inofensivas, a veces, pueden producir alguna alergía o enrojecimiento de la piel. Nada grave, desde luego, pero vigilarlo amigas.
Pues ya sabéis, en un principio nos dedicaremos a utilizar cremas para la circulación, y poco a poco podemos ir alternando con cremas reafirmantes o cremas para piernas cansadas. Una vez por semana podemos usar las famosas cremas de frio-calor. Son muy relajantes además.
Pero no queramos hacerlo todo a la vez, ok? Vayamos pasito a pasito y sigamos las indicaciones que vamos poniendo en las entradas de nuestro blog.
No olvidéis que mucho, pero muchísimo más importante que cualquier crema, son los ejercicios y rutinas que vamos planteando cada poco en el blog. Así como la dieta, de la que aún no hemos hablado en profundidad, pero donde tendremos que entrar.
Las bebidas, las posturas, el calzado, etc….son muchas cosas que vamos analizando y preparando.
No dudéis que si lo vamos haciendo todo, con calma y despacio, dentro de unos meses, los resultados serán los que todas estáis deseando.
Bueno amigas, por hoy nada más. He querido hacer este inciso porque veía muchas dudas en los emails que me mandabais y quería que os sintierais tranquilas…
Besos…Laura…

Otro truco para adelgazar las piernas

Bueno amigas, hoy os propongo otro pequeño ejercicio que no nos llevará nada de tiempo extra y que será fundamental para el torneado de nuestras piernas, su fortalecimiento y una mejora en la circulación sanguínea de las mismas.
Lo primero que tenemos que hacer es buscar un lugar, un sitio por el que pasemos a menudo cada día.
Por ejemplo el tramo del salón a la habitación, del salón al baño, el pasillo, etc…
Cualquier sitio nos vale.
No os imagináis la cantidad de metros que hacemos al cabo del día sin darnos cuenta. Y porque no aprovecharlo?
Eso vamos a hacer.
Supongamos que escogemos el tramo del salón a la cocina ( no hagáis trampa las que lo tenéis al lado, eh?).
Pues bien, como es un tramo de camino que tenemos que hacer cada día, queramos o no, vamos a aprovecharlo.
Recordáis que ya habíamos hablado de los beneficios de subir las escaleras de puntillas, verdad? Pues vamos a aplicarlo a ese pequeño tramo de nuestra casa que recorremos varias veces al cabo del día.
Y vamos a recorrerlo de puntillas. Eso es. Caminaremos apoyándonos solamente con la parte delantera de nuestros pies.
Parece una tontería, pero os animo a contar los metros que podéis recorrer en un día en el tramo que escojais y multiplicarlo por 365 días del año y veréis que monton de metros hemos hecho caminando de puntillas.
El porqué escogemos solo un tramo es porque nos será más fácil recordarlo, asimilarlo y automatizarlo sin darnos cuenta.
De esta manera, cada vez que vayamos a hacer ese pequeño trayecto nos acordaremos de caminar de puntillas tal como veis en la foto.

Como caminar de puntillas…

Como véis, todos los ejercicios que estamos detallando desde el principio, tienen en común , que son fáciles de realizar y sobre todo que no se salen de nuestra rutina diaria.
Todas sabemos que si nos metemos en un gimnasio varias horas al día, tendremos resultado muy positivos. Y si además hacemos una dieta monacal, mejor que mejor.
Pero todas sabemos mejor que nadie, que empezamos y a los pocos días nos desanimamos, verdad?
Por eso es importante que nos planteemos los resultados a largo plazo.
Yo me propuse darme un plazo de un año. Y los resultados fueron espectaculares.
Os mostraré pruebas de ello más adelante para que lo veáis con vuestros propios ojos.
Si cada día vamos haciendo todas las cosas que vamos hablando los resultados llegarán, os lo aseguro.
Quería eso sí, comentaros un pequeño detalle.

Cuidado con la espalda

Cuando hagáis este ejercicio, esta rutina, que como os dije van a ser muchos los metros recorridos en un año, tenemos que tener cuidado con no dañar la espalda. A ver si por tener unas piernas bonitas, vamos a dañarnos la espalda.
Por eso os pongo otra foto, para que os fijeis bien. Hay que caminar con la espalda bien recta y erguida.
De esta forma, además el ejercicio será más intenso, además de no dañar nuestra espalda.
Tenerlo muy en cuanta. Es importante. Aparte de nuestra estética y nuestra satisfacción personal por tener unas piernas bonitas, tenemos que cuidar nuestra salud.
Más adelante hablaremos con detalle de la dieta y de hábitos saludables a seguir, aunque ya hemos hecho alguna mención.
Pero de momento, animaros y adelante, a realizar los ejercicios que vamos proponiendo.
Espero que os guste y que os animéis. Y recordar que los resultados los veramos a largo plazo…
Besos…Laura…

Tu que opinas…..sobre tus piernas???

Hola amigas, después de este paréntesis de unos días sin estar con vosotras. Una desgracia familiar me ha impedido estar aquí, y pasarme más tiempo en el hospital que en casa. Seguro que todas sabéis lo que es eso, pero la vida sigue y aquí estoy de nuevo con vosotras.
Ya veis que hoy os hago una pregunta muy curiosa, verdad? Pocas mujeres están a gusto con sus piernas, y eso que muchas las tienen preciosas.
Y a todas nos parece que las piernas de las demás son mucho más bonitas que las nuestras.
Pero a esta pregunta tendríamos que añadir algo muy importante. Otra pregunta que nunca nos hacemos y que no se si alguna se atreverá a contestar….que hago yo por mis piernas????

Que hacemos por nuestras piernas???

Seguramente que algunas penséis que hacéis muchas cosas al cabo del día, y que no entendéis como tenéis las piernas gordas y feas.
Pero hay que pararse a analizar las cosas.
Las piernas son extremidades, y sirven para desplazarnos y movernos de un sitio a otro. Esa es su función biológica, verdad?
La mayoría de nosotras, trabajamos en casa, y muchas fuera y luego en casa.
EL trabajo en una casa es agotador, no paras de hacer cosas y al final del día estamos agotadas. Si, lo se. Es verdad.
Pero….cuanto caminamos? cuanto obligamos a nuestras piernas a trabajar su circulación?
Es verdad que se nos cansan las piernas. Todo el día trajinando en casa. Pero amigas, en realidad, es trabajo que hacemos en casa es altamente perjudicial para tener unas piernas delgadas y estilizadas.
Las hacemos trabajar, pero de una forma totalmente opuesta a lo que deberíamos hacer. Y no hay solución. Las labores de casa hay que hacerlas, verdad? Alguna tiene la suerte de tener una pareja que ayude???? Seguro que pocas, eh?
Estamos todo el día de pie, nos agachamos, hacemos esfuerzos…
Mientras planchas, estas de pie, y cansas tus piernas, pero no las mueves…
Mientras friegas los platos, esta de pie y también te cansas, pero tampoco te mueves…
Barremos, limpiamos, tendemos la ropa, etc….Todo ello en unos cuantos metros cuadrados….
Todo eso amigas juega en nuestra contra. Nuestras piernas se cansan, pero no tienen el riego sanguíneo ni el aporte necesario para estar finas. Se nos hinchan, sentimos hormigueos y hasta nos duelen. Y por eso creemos que hacemos mucho ejercicio y no entendemos como tenemos las piernas más gordas de todas nuestras amigas.
Pues pensarlo amigas. Porque el ejercicio que hacemos es todo lo contrario a lo que tendríamos que hacer.
Incluso si trabajamos en una oficina tenemos el mismo problema. No importa que nos levantemos mil veces y son sentemos otras tantas algunos días. La mayor parte del tiempo estamos sentadas. Más de lo mismo.
Pero no podemos cambiar nuestra vida. A lo sumo podemos ir al gimnasio y hacer algo. Pero tampoco es lo más indicado muchas veces. Hay muy buenos profesionales en muchos gimnasios, pero en la mayoría nos tratan como si fuéramos hombre, y nos mandan hacer las mismas rutinas que a ellos, y eso hay que dejarlo claro…: No somos iguales físicamente…..
Nosotras no queremos músculos. Queremos formas…
¿porque la mayoría de actrices de cine tiene unas piernas preciosas? Acaso son más esbeltas de nacimiento que nosotras, o tienes el don de la belleza en exclusiva para ellas?

Debemos activar nuestras piernas

Pues no, todas somos iguales. Pero ellas tienen dos cosas. La primera tiempo para dedicarse a ellas mismas. Y la segunda los medios para tener a alguien al lado preocupándose por su físico y su presencia que para eso viven de ello.
Pues nosotras tenemos que arreglarnos con lo que tenemos. Y por eso tenemos que aprovechar para realizar ejercicios, dentro de nuestra rutina diaria, usar cremas que estén a nuestro alcance, hacernos masajes en las piernas nosotras mismas sino tenemos quien nos lo haga, etc…
Es decir, amigas, que tenemos que esforzarnos mucho más y poner todo de nuestra parte.
Yo he aprendido sola. He probado todos los métodos milagrosos que me han vendido en los medios de comunicación. He fracasado mil veces, pero no me he rendido. He aprendido y por eso ahora quiero transmitiros todas mis experiencias.
Por eso, la pregunta del principio de este post debemos cambiarla y preguntarnos….que hacemos por nuestras piernas????
Alguna se atreve a contestar? Veréis como os daréis cuenta que vuestras piernas no os gustan, cierto, pero también os daréis cuenta que no hacéis lo correcto por ellas, y que si ponéis de vuestra parte con fe y con tesón eso puede cambiar…
Besos…Laura…

Un pequeño esfuerzo para nuestras piernas…

Hola amigas.
Bueno, pues hasta hoy, lo que habíamos visto en cuanto a ejercicios se refiere, eran todo rutinas que podíamos hacer sin salirnos de nuestro quehacer diario, verdad?
Bueno, pues vamos a seguir con alguna de estas rutinas, que no nos quitaran tiempo y sin embargo nos darán un resultado increíble.
Como siempre hacemos, vamos a buscar algo que seguramente todas hacemos cada día en nuestro hogar.
Quien no se echa en el sofá por la noche, a ver un poco la tele, o a leer un rato?
Si, casi todas lo hacemos, verdad?
Bueno, pues aprovechemos esto.
Y vamos a empezar de una forma muy sencilla, cómoda, y fácil de realizar para que no nos cueste nada de trabajo.
Se trata de acordarnos, cada vez que nos echemos en el sofá, de realizar 15 repeticiones del ejercicio que os explicaré a continuación.
Sólo 15 repeticiones. Eso sí, si nos levantamos para ir al baño, o cualquier cosa, al volver haremos otras 15 repeticiones.
Son apenas 30 segundos. Parece poco, pero igual que pasaba con nuestros ejercicios anteriores, cuando sumamos días, semanas y meses, habremos acumulado mucho ejercicio beneficioso.
El ejercicio es sencillo. Nos ponemos de lado y levantamos la pierna que queda arriba, todo lo que podamos. Ojo, solo lateralmente. No caigáis en la tentación de levantarla hasta dejarla vertical. No, no se trata de eso.

Ejercicio de levantamiento de piernas

En la foto lo podéis apreciar claramente.
Este ejercicio es genial para nuestras piernas, especialmente las partes internas de las mismas, una zona que todas sabemos que enseguida se nos pone fofa y blanda, verdad?
Es un ejercicio que todas podemos hacer. No importa si no somos capaces de levantarla tanto como en la foto, lo importante es hacer el movimiento.
También podemos hacerlo en la cama cuando nos acostamos.
Debéis de saber que nuestras piernas, por la noche descansan y se recuperan, por eso no es mala hora hacer el ejercicio antes de dormir o a media tarde.
Ya veis que estamos haciendo montones de ejercicios, sin haber salido nunca de nuestra rutina diaria y sin perder tiempo.
Cuando dentro de unos meses, vean vuestras piernas, nadie se creerá que no habéis dedicado ni un minuto extra de vuestro tiempo libre a trabajar y adelgazar vuestras piernas.
Adelgazar, no es pasar hambre. Adelgazar no es matarse en un gimnasio.
Es simplemente hacer algo diferente de lo que estamos haciendo y que perjudica nuestro cuerpo.
Besos…Laura…

Eliminar la celulitis

Hola amigas. Hoy vamos a hablar de la celulitis, que es, como se forma y como podemos enfrentarnos a ella.
Lo primero que me aterra de la celulitis, es su propio nombre. Antiguamente era considerada una enfermedad, de ahí su terminación en “itis”. Suena fatal, verdad?
La celulitis, se va formando en un proceso lento pero implacable en las mujeres, y sigue unos pasos comunes a todas ellas.
Básicamente, empieza cuando nuestro cuerpo comienza a no eliminar correctamente los desechos de nuestro organismo. Esto hace que se forme un liquido que va produciendo pequeños edemas subcutáneos.

Piernas sin celulitis, piernas perfectas…

Esto produce un embotellamiento que entorpece la circulación y se producen reacciones que crean una irritación de la fibra de la piel y es cuando se contrae esta. Aun puede empeorar si los vasos sanguíneos son afectados y la circulación empeora.
Básicamente hay varios tipos de celulitis. Podemos hablar de celulitis blanda, que la más común, donde nuestras piernas, glúteos, trasero, brazos, se vuelven blandos con estructura que ya todas conocéis y la compacta, que llega a ser dolorosa y producir estrías en la piel.
Cuando ambas se combinan, tenemos un grave problema, tanto de salud por falta de circulación como estética con las famosas “piernas en columna” que son igual de anchas en toda su extensión.
Pero vayamos a lo que realmente nos importa. Que podemos hacer contra ella.
Bueno, si dispusiéramos de mucho dinero, podemos hacernos una liposucción, claro, pero además de caro, todas sabemos que conlleva riesgos, y no podré olvidar los graves problemas de una amiga mía a la que se le complicó el postoperatorio. Terrible…
Como habéis leído, la base de la creación de la celulitis es la falta de circulación. Esto es lo que desencadena todo el proceso. Lógicamente, hay mujeres más propensas que otras y la genética influye en gran medida.
Pero aunque es difícil, no es imposible luchar contra ella.
Lo primero es una dieta saludable. Y cuando digo saludable, no quiero decir que nos pongamos a comer lechuga como locas. Hay conceptos equivocados que debemos matizar. Lo que hay que hacer es cambiar nuestros hábitos alimenticios, no dejar de comer. Si me como tres platos enormes de patatas fritas a la semana, no puedo pretender tener unas piernas de ensueño. Los milagros como ya os he dicho, no existen.
Y como ya os he dicho, lo que queremos y tratamos en este blog, es mejorar nuestras piernas dentro de nuestras posibilidades y no pretender tener las piernas de Charlize Teron.
O sea, que si de esos 3 platos semanales pasamos a 1, y después a uno cada 15 días, nuestras piernas notarán un descenso muy notable en la entrada de grasas en nuestro cuerpo.
Las verduras son excelentes, pero sobre todo la fruta. Además con la fruta, tenemos una variedad enorme con diversos sabores que nos ayudarán a no pasar hambre, estar alimentadas, y adelgazar no solo nuestras piernas, sino todo nuestro cuerpo.

El tratamiento nos hará mejorar


Otro punto fundamental, es el ejercicio. En entradas anteriores, hemos visto ejercicios varios que nos ayudarán, pero cuando hablamos de celulitis, lo fundamental es mover las piernas. Sin esfuerzos grandes, pero moverlas. Para ello, lo mejor es la bicicleta estática. Más aún que andar en bicicleta.
Correr no nos dará tantos beneficios, para el tema que tratamos, ya que el esfuerzo se centra en determinados músculos que no nos interesan. Bueno claro, si hacemos una maratón semanal, eliminaremos todo, celulitis, grasa, y nos quedaremos delgadas, pero no es el caso, verdad chicas?
Otro aspecto fundamental, son las friegas en la duchas. Si, lo sé, es un método antiguo y pasado de moda, pero…funciona. Usando una esponja fuerte, frotamos las zonas a tratar con fuerza. Esto calentará las zonas y reactivará la circulación. Al estar bajo el agua, es cómodo y estimulante de hacer. Eso si, no hace falta arrancarse la piel, chicas. Ya sabéis que siempre os digo que no queráis resultados de hoy para mañana. Esto es un proceso lento.
Otro apartado son los masajes después de la ducha. Ya hemos hablado de ellos. Y también hemos hablado de cremas para el masaje.
Podemos usar desde un simple aceite a cremas muy buenas que hay en el mercado. Ya sabéis que no suelo hablar de marcas, pero Vichy, tiene unas cremas fantásticas para tratar la celulitis.
Asimismo, no olvidéis las cremas reactivadoras de la circulación. Son fuertes, porque son medicamentos, pero son las más efectivas para la celulitis.
Y sobre todo hacer bien los masajes. La celulitis es grasa amigas. No tengáis piedad de ella. No tenemos que acariciar la piel, tenemos que masajear con firmeza. Lo ideal es que nos lo hagan pero si no tenemos nadie que nos ayude tendremos que arreglarnos nosotras solas.
Agua. Ya hemos hablado de los beneficios. Beber agua abundantemente es fundamentas.
Y por último, voy a hablaros de algo que a mi por lo menos me ayudó mucho. Ya sabéis que soy autodidacta y sobre todo muy incrédula. Por eso no me atrevía con los aparatos de masajes. Hasta que los probé…
Y voy a distinguir dos.

El masaje nos hará mejorar…


Los de mano y las grandes maquinas.
Entre los de mano, hay muchos en el mercado. Pero yo aconsejo aquellos que vibran y además tienen movimientos giratorios. Eso sí, aplicarlos junto a una crema. El propio aparato hará que la crema penetre en la piel, a la vez que nos masajeara la zona. No uséis crema para la circulación con esta práctica. Esa la usamos al acabar, extendiéndola suavemente con la mano hasta que penetre totalmente en la piel.
En cuanto a las grandes máquinas, a mi me gustan las plataformas vibratorias. Su efecto es para todo el cuerpo, pero las que tengáis celulitis y las piernas gordas, notaréis, nada más subiros en ellas, que la máquina trabaja con fuerza la zona y la estimula.
Se que son máquinas caras, por eso solo os lo comento de pasada, porque no todas podemos comprar una maquina así.
Si tenemos está maquina, es aconsejable usarla antes de la ducha, y del posterior masaje. Supone una preparación excelente para lo que vamos a hacer después.
Y sobre todo amigas, no olvidéis una cosa. NO BUSQUES RESULTADOS INMEDIATOS. La mayoría de las mujeres fracasan en sus tentativas, porque pasado un mes sin apenas mejoras, se desmoralizan y abandonan.
El cuerpo necesita acostumbrarse a sus rutinas diarias y poco a poco irá cambiando. No le pidáis milagros. Si sois pacientes acabaran llegando los resultados.
Una última consideración.
Me llenáis cada día el correo de preguntas y dudas. Ya se que estas cosas son a veces muy privadas, pero no tengáis miedo a preguntar en general. Todas nos beneficiaremos. Lo que una pregunta en el facebook puede servir a todas. Pero bueno, yo encantada de ayudaros por email…
Besos…Laura…

Hablamos de dietas…para nuestras piernas.

Hola amigas. Espero que nuestros consejos estén siendo de utilidad y que vayáis realizando todos los truquitos que hemos ido preparando para vosotras.
Ya se que al principio resulta más difícil seguirlos todos, pero es cuestión de mentalizarse y no agobiarse demasiado.
Hay que ir poco a poco.
Un día empezamos con uno de los ejercicios y lo vamos haciendo los días sucesivos hasta que sea rutina en nuestra vida diaria.
Una vez que lo hayamos incorporado a nuestra rutina, podemos introducir un nuevo ejercicio, y así sucesivamente.
No os agobiéis queriendo hacer todo a la vez porque al final os cansaréis y lo dejaréis.
Bueno, ya habíamos hecho una incursión inicial sobre el tema de las dietas, recordáis?
Bueno, aunque más adelante iremos aplicando más procesos y técnicas para ir eliminando poco a poco elementos que no nos favorecen en nuestra dieta (nunca dejaremos de comer nada ) hoy vamos a empezar con un breve entrenamiento sobre como ir haciéndolo poco a poco.
Vamos a partir de un ejemplo.

Deliciosas…..

Aquí tenéis la foto de un delicioso plato de patatas fritas. Verdad que están apetitosas? Claro que sí. Bueno, seguro que algunas no las podéis ver delante, pero es igual, esto es solo un ejemplo y podemos aplicarlo a cualquier otro alimento digamos poco saludable, ok?
Bien, pues cuando hay una comida como esta, que nos encanta, pero que sabemos a ciencia cierta que no es saludable para nosotras, debemos rebajar su consumo. Nunca eliminarlo, porque eso nos provocará ansiedad y futuros efectos rebote.
Por ello vamos a hacer algo muy sencillo. Durante la próxima semana vamos a contar las veces que consumimos este plato.
Vamos a suponer que en 4 ocasiones consumimos patatas en nuestra casa.
Bueno, pues el ejercicio rutina que vamos a hacer es sencillo. Durante las próximas tres semanas, hasta completar el mes, solamente las comeremos en 2 ocasiones semanales.
Es fácil. Evitaremos la ansiedad sobre el alimento, porque sabemos que en apenas unos días podremos volver a comerlo y habremos rebajado a la mitad el consumo del mismo.
No es difícil, pero hay un detalle importante. Hay que sustituir esos dos días que eliminamos por otro alimento sano, pongamos por ejemplo una ensalada simple. Debemos hacerlo siempre igual, siempre por el mismo alimento porque de esta forma adquirimos una rutina que será fundamental para nuestros futuros avances.
Lo que estamos haciendo es un entrenamiento mental de tal forma que iremos acostumbrando a nuestro cerebro a obedecer a esa rutina.
Con ese pequeño esfuerzo, nuestra mente y nuestro cuerpo irán tomando fuerza y seguridad en sí mismos.
Es muy importante en concepto de “premio”, que nos ayudará a avanzar en nuestras pretensiones.
El eliminar esos dos platos semanales y ver que lo hacemos sin esfuerzo nos animará a seguir adelante.
No olvidéis amigas, que nuestras piernas, que son el objetivo que tenemos, necesitan cambios en nuestra alimentación y responden con rapidez a ellos.
Esto es debido a que es la parte de nuestro cuerpo que más movemos con diferencia.
Por ello un pequeño cambio en la entrada de grasas, calorías y demás elementos perjudiciales para nuestras piernas, será rápidamente asimilado por nuestras piernas, que automáticamente adelgazan, aunque sea de forma imperceptible, porque tendrá que buscar esos elementos de alguna parte, y lo hará de las reservas que tiene acumuladas en forma de grasa en las propias piernas.
Es un proceso sencillo y natural. No olvidéis que nuestro objetivo es adelgazar nuestras piernas, y cada esfuerzo, cada pasito, cada ayuda, va a tener resultados.
Os dije en un principio que aquí no os voy a dar dietas milagrosas, no falsos titulares de “adelgaza tus piernas en 15 minutos”…
No amigas, no os voy a contar mentiras.
Solamente voy a ir explicando las técnicas y trucos que he ido usando personalmente y que me han resultado y que ahora quiero compartir con todas vosotras.
Besos…Laura…

Una buena alimentación…nos ayudará a adelgazar nuestras piernas?

Hola amigas, hoy vamos a tratar un tema delicado. La alimentación.
Me habéis escrito muchas comentándome cosas que habéis leído y que os preocupan.
Se comenta que la crisis nos está afectando a la mujeres de una manera tal que está aumentando la obesidad entre nosotras…
Tiene esto una base real y científica. Bueno casi…

Este es nuestro sueño…


Vayamos por partes. Las mujeres tenemos una complejidad hormonal mucho más grande que los hombres. Es cierto que esto nos puede llevar a ser lo que se llama comedoras emocionales. Que significa esto? Significa que ante la depresión o la ansiedad las mujeres tendemos más a abrir la nevera o comer chocolate compulsivamente.
Existe una hormona, la serotonina, que es la causante de que estemos animadas o deprimidas y también es cierto que los hombre producen un 50% más de esta sustancia que nosotras.
Para nuestra desgracia, esta sustancia se encuentra en los dulces, chocolates, etc.
O sea que cuando estamos “depres”, nos da por comer chocolate para aumentar de esta forma la serotonina, también llamada hormona de la felicidad, para encontrarnos mejor.
Bueno, esto es nuevo? Pues no, simplemente es la explicación científica a algo que ya sabíamos todas. Que los dulces y alimentos ricos en azúcares, nos estimulan y nos animan.

Serotonina


Bueno, es cierto. Pero tampoco es un problema.
Cierto que en época de crisis, nuestra ansiedad aumenta y puede llevarnos a caer en la tentación.
Pero no os preocupéis amigas. Las mujeres también tenemos otras armas que nos pueden ayudar a superar estos momentos.
Tenemos una capacidad superior para focalizar y centrar nuestros esfuerzos e intenciones.
Por eso, una motivación, un estímulo, una meta, nos motiva del tal manera que somos capaces de olvidar otros problemas.
Y ahora nuestra meta es conseguir una piernas delgadas y esbeltas. Adelgazar nuestras piernas es un objetivo que debemos tener entre ceja y ceja cada minuto del día. Sólo así, tendremos la motivación necesaria para combatir nuestra ansiedad.
A medida que vamos mejorando, avanzando en nuestro objetivo, nuestra motivación irá en aumento.
Por eso, estas noticias, hay que tomarlas con precaución. Siendo ciertas sus afirmaciones, no es menos cierto que las mujeres no somos solo una hormona. Somos muchas más cosas, y hay muchas de ellas que nos ayudarán a centrarnos en lo que queremos y evitar tentaciones que no nos ayudan.
Si, es cierto que los azúcares son nuestros enemigos para adelgazar las piernas. Pero también las grasas.
Y además, a medida que cumplimos años, la acumulación de grasas aumenta drasticamente en las mujeres. Y también es cierto que los hombres tienen una capacidad muscular y un metabolismo mucho más efectivo que nosotras para quemar grasas.
Vale, pero eso no significa que todas las mujeres vamos a ser gordas, y los hombres delgados.

Azúcares NO


Por supuesto que no. Tenemos que esforzarnos más, eso sí, pero afortunadamente hoy en día, cuando entramos en un supermercado tenemos a nuestra disposición cientos de alimentos bajos en azúcares y grasas. Y aquí viene el tema de la crisis. Estos alimentos son más caros? Generalmente sí, pero últimamente, han aparecido montones de marcas nuevas inclusos genéricas, que están muy bien de precio.
Y no olvidéis que la diferencia de precio de estos alimentos, aún siendo más caros, no es tanta. Establecer una lista de prioridades. A lo mejor nos interesa más comprar un gel o un champú más barato y con lo que ahorramos podremos comprar alimentos más adecuados.
Es un ejemplo para que me entendáis. Seguro que sabéis aplicarlo.
Bueno amigas en resumen, que si, que las mujeres somos más tendentes a engordar y que si nos deprimimos nos damos al chocolate…Bueno, pues vale. Pero también es cierto que tenemos una fuerza de voluntad mucho mayor que los hombres, y que cuando se nos mete algo en la cabeza luchamos hasta el final por conseguirlo.
Y no olvidéis, como podéis ver en la foto, que la serotonina, tambíen se segrega en nuestro cuerpo, descansando, durmiendo bien, sonriendo y cuando tenemos sexo….o sea que ya sabéis…
Así que amigas, a luchar por nuestro objetivo…adelgazar las piernas. Llevarlo siempre en la cabeza y en el corazón y os aseguro que lo conseguiremos…
Besos…Laura…

Bebamos agua….para adelgazar…

Hola amigas. Hoy vamos a hablar de la importancia que tiene beber agua para nuestro organismo y sobre todo para adelgazar en general y nuestras piernas en particular.
Vamos a partir del hecho, que es fundamental beber al menos 2 litros de agua diario. Las razones muchas y variadas.
Vamos por partes.
Existe la creencia que el beber agua perjudica el tema de la retención de líquidos cuando es justamente al revés.
Sí, si nuestro organismo retiene líquidos, es precisamente porque le falta el agua necesaria. Así que quitaros la idea que beber agua perjudica nuestra circulación si padecéis retención de líquidos.
Beber agua aumenta nuestro gasto metabólico hasta un 35%, solo media hora después de haberla bebido. Increíble pero cierto. Es nuestro aliado número uno.
Sólo el hecho de beber dos litros de agua obliga a nuestro organismo a consumir más de 100 kilocalorías…
Tenemos que pensar que más de la mitad de nuestro organismo es agua, y que la mayoría de las funciones corporales se realizan con este elemento, eliminar toxinas, lubricar tejidos, regular la hidratación, etc…
Por eso vamos a mentalizarnos que debemos de beber al menos 2 litros de agua al día.
Pero, ojo, y aquí es donde vamos a detenernos, como y cuando.
Sí, porque ese es el mayor error de todos.
Es mucha la gente que agarra una botella de agua, la pone encima de la mesa, por ejemplo por la tarde, y empieza a beber sin ton ni son.
Así no se hace amigas. Estaremos obligando a nuestro organismo a un trabajo extra en unos pocos minutos, perdiendo de esta manera las ventajas que originalmente tendría que tener beber agua.
Tampoco nos sirve pensar que si salgo a pasear o caminar, y me llevo una botella, ya habré cumplido con mi dosis e agua diaria.
Lo importante es dosificar. De nada sirve pegarnos el atracón, porque nuestro organismo, lo que va a hacer es eliminar rápidamente el sobrante de líquido, perdiendo el efecto beneficioso que el agua hace en nuestro organismo.
Por eso tenemos que marcarnos unas rutinas como venimos haciendo en cada entrada.
Vamos a dosificar de forma equitativa los dos litros de agua durante el día.
Y olvidaros de eso que comentan de beber un par de vasos antes de comer para quitar el hambre. Es una sensación momentánea que nos producirá un efecto rebote en menos de una hora.

Bebamos agua…

Por la mañana, vamos a beber al menos medio litro. Nuestro cuerpo ha estado toda la noche trabajando y limpiando toxinas, que seguramente eliminaremos al levantarnos e ir al baño.
Por eso con medio litro durante la mañana es suficiente. Siempre después del desayuno, dejando al menos una hora de espacio.
Nuestro cuerpo necesita metabolizar el desayuno con tranquilidad.
La mayor parte de agua a beber, debemos hacerla a media tarde, tras el almuerzo, hasta la cena. Al menos un litro de agua. Lo ideal sería dividirlo en pequeñas dosis. Si tenéis la posibilidad de llevaros un botellín con vosotras en vuestro quehacer diario, sería perfecto.
Ir bebiendo poquito a poco, en pequeños sorbitos. Muchos sorbos, pequeños es mucho mejor que un gran sorbo de agua.
Obligamos a nuestro cuerpo a trabajar de contínuo.
Después es conveniente cenar temprano, así tendremos un tiempo después de la cena, para que nuestro cuerpo descanse y poder beber otro medio litro antes de acostarse.
Si sois de las de beber e ir al baño de inmediato, no hay problema, y sino, pues solo hay que esperar un poco antes de dormirse.
Todo esto amigas, es muy beneficioso para nuestras piernas, no solo para adelgazar sino para todo. La circulación, la hidratación, etc se verá mejorada.
Adelgazar las piernas es un proceso más lento que bajar de peso sin más. Es cierto.
Podemos ponernos a dieta, bajar 5 kilos y ver nuestras piernas igual de gordas. Sí, lo sé. Yo también lo he sufrido.
Y lo pasaba fatal viendo que me quedaba en los huesos, que mi cintura era de avispa (casi…) y mis brazos eran lastimeros, y sin embargo… ahí estaban mis piernas, anchas, rollizas y tan gordas como siempre o casi…
Por eso me propuse conseguirlo y empezar a trabajar específicamente en adelgazar las piernas. Ello conlleva algún tratamiento general, claro, pero tendremos que especializar muchos de ellos como ya hemos hecho en entradas anteriores.
Bueno chicas, seguiremos en próximas entradas dando consejos, como os dije basados en la propia experiencia que tan bien me ha resultado.
Ah, y os aviso que ya estoy preparando la “dieta Laura”, (perdonarme si suena pretencioso), para que todas podáis aplicarla.
He sido autodidacta y me alegro de poder enseñaros todo lo que he podido aprender de mis fracasos y mis éxitos.
Besos…Laura…