Sencillo ejercicio para piernas.

Hoy os muestro otro pequeño ejercicio que realizado cada día nos va a ayudar mucho en nuestro objetivo de adelgazar las piernas y tener un aspecto mucho más estilizado.
Como siempre os he dicho, no esperéis milagros ni resultados sorprendentes. Quién os prometa eso, lamento deciros que os engaña.
He probado todo lo que se puede probar, porque mis piernas eran lamentables. Gordas, fofas, enormes…totalmente diferente al resto de mi cuerpo.
Pero os aseguro que adquiriendo unas rutinas en nuestras vidas, en el día a día, podemos lograr nuestro objetivo.
En el último post os hable como sobre agacharos y como hacerlo una rutina en nuestra vida. Logramos hacer más de 10.000 flexiones en un año, que nos ayudarán a adelgazar nuestras piernas sin duda.
Hoy otra muestra, de como, con un mínimo esfuerzo, cada día lograremos resultados óptimos.
Todas sabemos que los masajes son perfectos para que nuestras piernas se vuelvan más esbeltas, ayuda a la circulación y tonifica nuestros músculos.
Pero un masajista cuesta dinero, verdad? Claro. Podemos hacerlo de vez en cuando, pero no podemos estar todo el día en el masajista.
Pero si podemos hacerlo nosotras mismas, dedicando unos minutos cada día.
Pues bien, marquémonos nuestra propia rutina.
Cada día, al acostarnos, realizaremos el siguiente ejercicio.

Ejercicio para adelgazar piernas

Fijaros en la foto. Antes de meternos en la cama, solo tenemos que dedicar cuatro minutos diarios. Dos minutos en cada pierna.
En la postura que veis en la foto, haremos un masaje ascendente, desde el tobillo hasta la rodilla, presionando con firmeza con ambas manos. Haremos movimientos lentos, de varios segundos. Así durante un minuto. Luego haremos lo mismo con el muslo. Desde la rodilla hacia arriba. Otro minuto.
Repetiremos con la otra pierna, otros dos minutos.
Nada mas. No hay que obsesionarse. Si tenéis ganas y estáis animadas, podéis hacerlo más tiempo, pero no os pongáis metas muy altas que podáis hacer hoy, pero mañana os dará pereza hacer.
Pensar que lo importante es la constancia.
Solo con estos cuatro minutos diarios, habremos masajeado nuestras piernas mas de 24 horas en un año. Un día entero nada menos.
Es sencillo y los resultados serán visibles en unos meses.
Pero no caigáis en el error de hacer el ejercicio tres días y correr a buscar la cinta métrica a ver cuento habéis adelgazado porque os desanimaréis.
Hacerme caso. La paciencia y la constancia serán nuestras armas en este largo camino.
Besos a todas…

Masajes para adelgazar las piernas

Hola amigas. Hoy vamos a tratar un tema bastante interesante y sobre todo muy recurrente. EL tema de los masajes.
Ante todo, y como punto de partida, deciros que si nos vamos a plantear el tema de los masajes como partida para adelgazar nuestras piernas, olvidaros, chica.
Los masajes nos van a proporcionar muchas cosas, algunas de ellas fundamentales, pero no esperéis que haciéndonos masajes vamos a adelgazar nuestras piernas.

Masajes para nuestras piernas


El primer consejo que os puedo dar, es que en tema de masajes debemos acudir a expertos en la materia y cuando digo expertos no estoy hablando de salones de belleza.
Me explico. En un salón de belleza pueden darnos un buen masaje relajante, estimulante y hasta terapéutico, pero jamás ningún masaje que nos haga adelgazar, como ya os he dicho.
Por eso, debemos tener bien claro donde vamos y que vamos a conseguir.
Un masaje relajante, o estimulante, nos vendrá genial. Hasta puede que nos ayude con la tersura de nuestra piel, y si las cremas que nos pongan son de calidad, pueden ayudarnos con la firmeza de nuestras piernas. Si, eso podemos lograrlo, acudiendo cada cierto tiempo a un salón donde nos hagan este tipo de masajes. Eso si, son efectos momentáneos y transitorios.
Por propia experiencia…los masajes no eliminan grasa. Tenerlo claro.
Ahora bien, si acudimos a profesionales del deporte, gente acostumbrada a tratar las piernas de deportistas, los beneficios pueden ser mucho mayores. Estos profesionales son expertos en recuperación y tonificación muscular y mejora de la circulación.
Pues bien, ese es mi consejo. Fisioterapeutas especialistas nos harán mucho más beneficio en nuestras piernas que en cualquier salón de belleza.
Eso si, siempre que busquemos lo que estamos hablando. Mejora de la circulación, y tonificación muscular.
Ya se que habéis visto miles de anuncios en la prensa y en todos los medios sobre salones de belleza que nos dejaran delgadísimas en varias sesiones. En fin, si los hay, yo no los conozco y he estado en bastantes.
Esto no significa que no podamos ir y recibir un relajante masaje en un salón de belleza. Ningún mal nos harán y saldremos relajadas y descansadas. Pero no esperéis la terapia que queremos encontrar.
Estos profesionales usan además productos específicos que no suelen usar en los salones de belleza.
El inconveniente es que suelen ser más caros. Y claro, no les digamos “quiero un masaje para adelgazar…” porque como poco se reirán. Debemos solicitar un masaje para reactivar nuestra circulación y tonificar nuestras piernas.
Yo acudo regularmente a un gran especialista de mi ciudad y las ventajas y resultados son maravillosos.
No busco adelgazar mis muslos ni mis pantorrillas, pero si consigo que estén mucho más tersos, más suaves y en general con una sensación de relax increíble.
Bueno, es mi experiencia, y es lo que yo hago y me da resultado.
Otra cosa. Se que son caros. Por eso, y de forma un poco casera, podemos nosotras mismas darnos esos masajes en nuestra casa.
Solo dos consideraciones. Usar cremas para reactivar la circulación, dar abundantemente y masajear de arriba a abajo siempre, extendiendo la crema hasta que desaparezca y repetir al menos tres veces.
No notaréis cambios inmediatos, pero tras unas semanas de usarlo veréis que nuestras piernas van cambiando y consiguiendo una tersura y firmeza que antes no teníamos.
Y si tenemos alguien que nos pueda ayudar mejor aún, más relajación extra obtendremos.

Pequeñas descargas…


Y no puedo terminar sin hablar de los famosos masajes “eléctricos”. Si, ya sabéis. Esos parches que nos ponemos y que nos dan pequeñas descargas eléctricas.
Bueno, pues siempre que no pongamos una intensidad demasiado fuerte, no es perjudicial para nuestro objetivo. Con ello podemos lograr activar la corriente sanguínea y la circulación, pero no pongamos demasiada tensión porque obtendremos efectos negativos. Entre ellos cansancio muscular, desarrollo de los propios músculos y efecto deficitario. Para aclararnos, los músculos deben trabajar “realmente” no ficticiamente. Por eso, si usáis estos aparatos, que sea con el único objetivo de activar la circulación y para ello hacerlo con intensidad baja.
Bueno amigas, nada más por hoy. Espero haberos ayudado algo sobre el tan traído y llevado tema de los masajes. Más adelante hablaremos en detalle de ellos e incluso os pondré videos de masajes, como darlos, como recibirlos, y los efectos que producirán en nuestras piernas.
Besos…Laura…

Otro ejercicio para adelgazar las piernas

Hoy voy a hablaros de otro sencillo ejercicio que no nos llevara nada de tiempo y nos ayudará muchísimo a tener una piernas delgadas y esbeltas.

Siempre hemos escuchado que subir escaleras es un ejercicio muy sano y saludable, además de ayudarnos a mantener una figura envidiable.
Además es ideal para las piernas, porque las fortalecen, y ayuda a eliminar la grasa que acumulamos.

Que conste que subir escaleras, es principalmente beneficioso para las pantorrillas pero también para los muslos y mucho más de lo que pensamos.
Pero podríamos aprovechar mucho más aún este espléndido ejercicio, si las subimos de una forma un poco especial.
Igual que en las entradas anteriores, quiero deciros que no se trata de ponernos a subir escaleras a todo meter. Simplemente se trata que las subamos de otra manera.
Además como esfuerzo extra, cuando vayáis a alguna casa donde tengáis que subir uno o dos pisos, hacerlo como vamos a ver, evitando el ascensor. No lo hagáis si son muchos pisos. Nos agotaremos y le cogeremos fobia a las escaleras.
Sólo uno o dos pisos. Con eso es suficiente.
No voy a haceros el cálculo de las miles de escaleras que subimos al cabo del año, y de las muchas más que podemos subir y no hacemos.
Pero vamos por partes.
Fijaros en la foto.

Subiendo escaleras

Así es como subimos las escaleras todas. Y siempre lo hacemos así porque es más fácil y ahorramos energía.
Apoyamos todo el pie, de puntera a tacón, casi al mismo tiempo.
Eso aumenta la superficie de contacto y minimiza como digo el esfuerzo.
Pues nosotras vamos a hacerlo de otra manera. Las subiremos apoyando solamente la parte delantera de nuestro pie, evitando poner el talón en el suelo.
De esta manera, notaréis como vuestros músculos de las piernas se endurecen porque están haciendo un esfuerzo mayor.
Parece una tontería, pero al cabo de unos meses, después de miles de escaleras, nuestras piernas se irán fortaleciendo y como consecuencia, irán eliminando grasas y se irán haciendo más delgadas.
No tengáis miedo a desarrollar demasiado los gemelos de las piernas.
Es difícil que se lleguen a desarrollar tanto que cojan un aspecto demasiado musculado.
Fijaros sino en las atletas que corren competiciones. Sí, se les notan demasiado los músculos, pero solo cuando los someten a esfuerzos. En reposo o estado normal, tienen unas piernas preciosas y os lo digo yo que tengo alguna amiga que corre muchas horas y hacen ejercicio todos los días y tienen piernas de envidiar.
Así que animaros y adelante, a subir escaleras de esta nueva forma, y poco a poco, iremos mejorando el aspecto de nuestras piernas.
Ah, y no dejéis de hacer los que comentamos en post anteriores.
Besos…

Eliminar las cartucheras de nuestras piernas

Hola amigas. Hoy vamos a hacer una introducción sobre las tan temidas cartucheras, esas desagradables masas de grasa que nos aparecen en los laterales de nuestras piernas.
Ya os lo he dicho más veces. No hay milagros, pero si podemos ir poco a poco torneando nuestra figura y en especial nuestras piernas.

Malditas cartucheras…


Adelgazar en sí, no es tan difícil como parece. Una buena dieta, o mejor dicho una manera distinta de comer como ya veremos, y algo de ejercicio por poco que sea, nos hará perder peso.
Pero eso no nos garantiza que las masas de grasa en determinadas zonas desaparezcan.
Y es mucho más antiestético estar muy delgadas y tener cartucheras, porque se notan muchísimo más que a las que están gorditas.
Por eso es fundamental rebajar esa zona, que por otra parte sabemos disimular muy bien con ropa encima, pero cuando llega el verano y tenemos que enseñar nuestras piernas, no hay manera de disimularlo.
Vamos a centrar lo que tenemos que hacer en 3 pasos.
El primero de ellos es el ejercicio específico. Más adelante iremos viendo muchos ejercicios que nos ayudarán con el objetivo, pero hoy sólo voy a enseñaros dos y que además son muy sencillos de realizar.

Ejercicio típico


El ejercicio típico que encontraras en cualquier página:
Echate de lado en el suelo y levanta la pierna hacia arriba. Si colocas algo de peso en ella mejor.
Pero este da muy buenos resultados y es un ejercicio muy sencillo y que podemos hacer en cualquier momento. Solo necesitamos una silla alta para que las piernas nos queden colgando. Solo tenemos que dejar la pierna totalmente quieta y levanta el empeine.
Al hacer el movimiento hacia arriba del empeine podréis notar como se endurece la parte de las cartucheras.
Bien, estos ejercicios, debemos mecanizarlos. De la misma manera que en entradas anteriores hemos “memorizado” y “mecanizado” movimientos como bajar y subir escaleras, rutinas en casa fáciles de seguir, hoy vamos a hacer lo mismo.
Debemos buscar un sitio y un momento para realizarlo cada día.
Pongamos un ejemplo. Supongamos que cada mañana nos tomamos un café en la cafetería. En vez de sentarnos en una silla baja, lo haremos en los taburetes de la barra. Son altos y nuestras piernas quedarán colgando, por lo que podremos hacer el segundo de los ejercicio que hemos mencionado. Los primeros días necesitaremos concentrarnos en ello, pero cuando se convierta en rutina, lo haremos sin el menor esfuerzo como algo natural. Pensar cuantos días al cabo del año vamos a realizar el ejercicio y aunque solo lo hagamos durante 10 minutos, al cabo de un año, son muchas horas de ejercicio específico que habremos hecho, sin haber dedicado un tiempo extra para ello. Solo dentro de nuestra rutina diaria. Cada una debe buscar su momento y su sitio.
El segundo aspecto tiene que ver con las cremas. Y además va unido al tercer punto que es el masaje.
Combinaremos ambos procesos.

Cartucheras…


Para ello debemos utilizar una crema estimuladora de la circulación. Ya os he comentado otras veces, que las cremas hidratantes están muy bien para eso, para hidratar, pero ese beneficio es externo, solo nuestra piel se beneficiará de ello.
Hay cremas en el mercado usadas por los deportistas, que estimulan la circulación de una forma muy eficaz. Ya sabéis que no hablo de marcas de momento, pero en cualquier farmacia las podéis encontrar.
Recordar, son cremas específicas para la circulación.
Estas cremas suelen ser muy fuertes, por eso solo debemos usarlas en la zona a tratar, en este caso nuestras odiadas cartucheras.
Además debéis dejar algún día de descanso para que la piel descanse.
Hay que echar la crema abundantemente y masajear con fuerza.
Hay dos movimientos básico. Uno en modo de pinza abriendo y cerrando la mano, pero sin dejar de apretar con firmeza. Y el segundo un movimiento hacia abajo y hacia arriba. El movimiento hacia abajo debe ser más firme y fuerte que el ascendente.
Un buen momento es la noche antes de acostarnos. Nos sentamos al borde de la cama y lo podemos hacer sin esfuerzo y en tan solo 10 minutos.
Repito, no esperéis milagros. Este es un proceso a largo plazo. Si no tenéis paciencia y sois constantes no tendréis resultados.
Plantearos el objetivo de aquí al verano. Poneros esa meta.
Grabar en vuestra mente el verano del próximo año, y motivaros pensando lo preciosas que van a estar vuestras piernas. Veréis como os ayuda. Hay que ser positivas.
Bueno amigas. Más adelante veremos las ejercicios, más rutinas y más trucos para esa zona específica, pero de momento para empezar con ganas seguir estos consejos. Ya sabéis que siempre os hablo por propia experiencia.
Besos…Laura…

Adelgazar las piernas. Otro sencillo truco.

Hola amigas.
Ya sabéis que el objetivo de este blog, es conseguir una bonitas piernas, con pequeños trucos que podemos realizar en el quehacer diario.
Ya hemos visto varias rutinas que podemos aplicar en el día a día.
Hoy os enseño otra, sencilla y menos intensiva, pero que ayudará a adelgazar nuestras piernas poco a poco.
Se trata de aplicar una determinada postura a la hora de sentarnos.
Cuando estamos en la tranquilidad de nuestra casa y nos sentamos en el sofá a ver la tele, siempre buscamos lógicamente la postura más cómoda. Y más que sentarnos nos tiramos en el sofá.
Lo mismo hacemos cuando nos sentamos en una silla.
Hacemos un movimiento rápido y sencillo.
Lo hacemos así porque es la manera de hacerlo con el mínimo gasto y de la forma más sencilla.
No vamos a hacer cálculo complejos, pero nos sentamos y levantamos unas 30 veces al día, lo que equivale a casi 11.000 veces al año.
Fijaros el beneficio que podríamos obtener si lo hacemos de una forma que obligue a nuestras piernas a trabajar.
Vamos a ello…

Sentarse bien. Ideal para adelgazar las piernas

Fijaros en el gráfico que os acompaño.
Hay que sentarse lentamente, sin apoyar las manos, solo acercarlas para tomar referencia de la distancia.
Y poco a poco vamos bajando hasta estar sentadas. Hacerlo lo más lento que podáis y notaréis como trabajan vuestras piernas.
Probarlo ¡¡¡
Lo mismo haremos cuando nos levantemos. Aquí sí es conveniente hacerlo apoyando un poco las manos al principio para iniciar el movimiento, ya que si lo hacemos sin apoyarnos, podemos dañar nuestra espalda.
Probarlo de nuevo y notaréis, como vuestras piernas están haciendo un ejercicio extra que antes no hacíais.
Y lo mejor de todo es que no tenemos que dedicar nada en absoluto de tiempo extra. Solo seguimos con nuestras rutinas diarias sin cambiar nada de nuestra vida.
Con todas estas rutinas, serán muchas las horas, que sin darnos cuenta, estaremos haciendo trabajar a nuestras piernas, con un resultado asombroso al cabo de unos meses.
Os lo digo por experiencia, porque yo, cansada, de gimnasios, de dietas agresivas y pomádas y cremas milagrosas, decidí aplicar mi propio método y conseguí muy buenos resultados.
Espero que a vosotras también os ayude, amigas.
Besos…

Adelgazar las piernas…pantorrillas…

Hola amigas. Hoy vamos a tratar un tema delicado. Las pantorrillas.
Y digo delicado, porque es difícil ponerse de acuerdo con el tema de que son unas pantorrillas bonitas.
Para algunas, simplemente delgadas, para otras, deben tener un poco de músculo definido, y para otras tienen que ser redonditas…
Que opino yo? Pues la verdad, creo que es una de las partes más importantes de la belleza femenina, una parte que todos y todas nos miran, porque delata mucho de como es el resto de nuestro cuerpo.
Cuando vemos una chica con unas pantorrillas musculadas y finas, deducimos que tiene un cuerpazo fibroso y curvilíneo, verdad?
Sin embargo si vemos unas pantorrillas redonditas, automáticamente pensamos que esa chica tiene algún kilo demás y las carnes más bien fofas, verdad?

Pantorrillas…


Bueno, esta regla no se cumple siempre amigas. En esta parte del cuerpo influyen muchas cosas.
Por ejemplo, influye mucho la vida que llevemos, que sea más o menos activa.
Hay chicas gorditas con unas pantorrillas preciosas porque caminan mucho y se pasan el día en movimiento y también a la inversa.
Por eso, y precisamente ahí, tenemos una de las pistas más claras sobre que debemos hacer para tener unas pantorrillas perfectas.
Ahora bien, yo no soy partidaria de demasiada musculación pero si un poco.
En las anteriores entradas, hemos hablado de muchas rutinas para fortalecer, adelgazar y estilizar nuestras piernas, recordáis?
Como subir y bajar escaleras, rutinas en casa, etc…
Todas ellas nos estilizarán y muscularán las pantorrillas, o sea que seguirlas y hacerlas a diario. Notaréis cambios muy importantes.
Y una cosa muy importante donde me voy a detener hoy.
Los tacones. Si amigas, aunque parezca una tontería, el uso de tacones influye mucho en nuestras pantorrillas.

Pantorrillas estilizadas


Es adecuado? Bueno, para lo que nos ocupa hoy sí. Que tiene alguna contraindicación para por ejemplo nuestra espalda? También…
Pero en nosotras está el actuar con inteligencia.
Vamos a usar tacones por la calle. ARRIBA los tacones, pero ojo. A partir de 7 u 8 centimetros, nos van a perjudicar, porque exigen una fuerza especial de la parte superior de los gemelos de nuestras piernas y esto si puede afear el resultado.
Lo ideal, tacones entre 5 y 7 centímetros, 8 a lo sumo.
Cuanto menos usemos los tacones ahora, más notaremos los cambios al empezar a usarlos.
Se que muchas no los usais por verguenza de vuestras pantorrillas. No pasa nada. De momento, hasta que os veáis guapas, podéis usarlos con pantalones largos, así no se nota tanto.
Recordar que hemos visto muchos ejercicios para estilizar las piernas. Ir aplicándolos todos por favor…
Un último aspecto para nuestras pantorrillas…masajes.
Cuando hagáis masajes para vuestros muslos, podéis aprovechar y dar un repasito a vuestras pantorrillas. No es una zona que necesite tanto masaje como los muslos, por eso no hagáis demasiado hincapié en ellos. Pero un poco de masaje hacia arriba y hacia abajo, nos vendrá genial. Eso sí, máximo un tercio del tiempo que dediquemos a los muslos.
En las mujeres son dos zonas totalmente diferentes en cuanto a acumulación de grasa.
Se que muchas tenéis problemas cuando vais a compraros una botas y no os entran en las pantorrillas. Es una frustración tremenda, verdad?
No os preocupéis, en unos meses, lograremos nuestro objetivo y podréis poneros lo que queráis y lucir unas piernas de ensueño.
Espero que disfrutéis de esta entrada y que tengáis un buen puente festivo las que sois de España.
Besos…Laura…

Empezamos con las dietas…

Pues sí, hoy vamos a empezar a hablar de las dietas.
No sabría deciros cuantas he probado, yo creo que todas.
Y he sacado muchas conclusiones, la verdad.
Hay dietas brutales, dietas donde me pasaba los días comiendo barritas energéticas y sobrecitos con no se cuantas propiedades.
Seguro que muchas sabéis bien de lo que hablo.
Era un sufrimiento total. Además todo empeoraba cuando veías a toda la familia dándole a la paella y tú con tu barrita energética.
Luego probé las dietas del “papel”, como yo las llamo.
Esas en las que todo lo llevas apuntado, calorias, proteínas, etc. Cada día calcular lo que ingerías y ver si te habías pasado. Ah, y comprando la báscula de alimentos para medir bien todo lo que comías. Total, a la semana, la báscula en el trastero y el papel arrugado en la papelera. Menudo rollo…
Y también he probado las dietas tan en boga hoy tipo Dunkan, (hay miles). Muchas están basadas en el uso indiscriminado de determinados alimentos como la avena, etc.
También he probado los inhibidores de apetito, que realmente funcionan al principio, pero van perdiendo efecto con el tiempo, además de pasarte el día cansada por falta de energía.
Por eso me lance y decidí crear mi propia dieta, la dieta Laura…perdón por la simpleza pero no se me ocurría nada mejor, jajaja.
Bueno, mi punto de partida, fue toda la experiencia acumulada durante años. Apartar lo que no funcionaba o era demasiado pesado de seguir y quedarme con aquello que me gustaba y funcionaba.
Parece sencillo, pero no lo es.
Todas sabemos que una comida como la de la foto no es saludable, verdad?

Comida insana

Sin embargo, yo he leído lo que comían algunos deportistas de elite como el tenista Andre Agassi y alguno otro y otra muy famosos, y se hartaban de hamburguesas.
Es evidente que su intenso ejercicio físico les hace eliminar todo eso que comen de más. Está claro. Pero me hizo ver que no todo es la comida, sino que hay que trabajar sobre cantidades y frecuencias.
Parece algo obvio, pero todas nos hacemos “las machotas” cuando empezamos una dieta (suele ser después de vernos reflejadas en un espejo o escaparate y ver que nuestras piernas parecen las columnas del Partenon, verdad?
Pues empecé a trabajar con la lógica y aplicarla a lo que mi cuerpo consumía.
Por otra parte, todas sabemos que un plato como el de la segunda foto es saludable, verdad?

Comer sano

Pues no todo es así de sencillo. Os lo puedo asegurar.
Esto es como el tabaco. Os voy a poner un ejemplo. Mata el tabaco?
Todo el mundo diría que sí, verdad?
Otra pregunta, mata el chocolate? Lógicamente todo el mundo diría que no, verdad?

Bueno, pues yo no estoy de acuerdo.
Lo que mata es la cantidad y la frecuencia. Es decir, si yo fumo un cigarrilo a la semana, incluso un cigarrillo al día después de comer, os puedo asegurar, que ningún médico os dirá que entráis en el rango de futuras muertes por cáncer de pulmón.
Por otra parte, ir y preguntar a vuestro médico, que pasaría en nuestro cuerpo en unos años, si todos los días nos comemos dos tabletas de chocolate…
Aparte de los kilos que cogeríamos, lo más probable es que en pocos años nuestro corazón reventara ante tal barbaridad.
Entonces, he llegado a la conclusión, que no es malo, lo que se come, sino de lo que se abusa.
Y en eso esta basada mi dieta, en estudiar, mis abusos y mis aciertos, y centrarme en ello, olvidando dietas que me cuestan dinero, me tienen nerviosa todo el día y de mal humor y me hacen infeliz.
Espero que me hayáis entendido. Todo, mis amigas, está basado en mi propia experiencia. Y os aseguro que he llegado a bajar 18 kilos, quedarme en el peso que he querido y siempre deseado, y lo que es mejor, mantenerme en él sin problemas.
Eso lo han agradecido mis piernas, que son las últimas en aceptar que sus grasas las abandonen.
Pero para tener las piernas que hoy tengo gracias a mi trabajo, he tenido que bajar peso, estabilizándolo en una peso normal, e ir realizando todos esos pequeños trucos que vamos viendo en diferentes entradas.
Bueno amigas espero haberos ayudado. Solo ha sido una introducción.
Más adelante iremos detallando nuestra nueva dieta….
Besos…

Cremas, cremas y más cremas para adelgazar

Hola amigas. Estos días me habéis llenado el email de consultas sobre los masajes y las cremas que debéis usar.
Bueno, vamos por partes. El masaje como ya os comenté es uno de nuestros mejores aliados. Yo creo firmemente en los resultados que nos dan los masajes y sabéis que siempre hablo por propia experiencia.

Masajes con cremas

Cuando entremos más en profundidad, veremos técnicas específicas de masajes para aplicar en nuestras piernas. Ahora estamos en las primeras fases. Nuestros masajes deben ser sencillos y lineales. Como ya os expliqué, debemos usar la técnica de arriba-abajo. Repito que ya tendremos tiempo de ver técnicas más avanzadas.
Tema cremas. Bueno, ya os comenté que yo no he encontrado ninguna crema que por si misma me hiciera tener unas piernas más delgadas. Las hay eso si, que tienen algún efecto adelgazante. En general son aquellas que llevan metilxantina, un compuesto, fijaros que curioso, que se encuentra en el chocolate, el café y en la Coca Cola, todos ellos enemigos de una dieta adelgazante.
Este elemento actúa en las capas inferiores de la piel llegando a reducir algo el tejido adiposo. Si, es cierto.
Pero de poco nos va a servir, si nuestra capa de grasa es grande, porque no es un principio que actúe en capas internas, ni que tenga efectos prolongados.
Por eso, no esperéis milagros de estas cremas.
Básicamente hay tres grupos de cremas que podemos usar y que usaremos. Cremas reafirmantes, que todas conocéis, cremas efecto frio-calor, y cremas para dolores y piernas cansadas.
Conozco incluso algún prestigioso laboratorio que utiliza un conglomerado de todas estas cremas, para conseguir efectos adelgazantes. Algo parecido a lo que yo he ido haciendo.
Aparte dejamos las cremas suavizantes, hidratantes, etc….con efectos más relajantes que otra cosa.
Por todo ello, y basada en mi experiencia, llegaremos a conjugar varias cremas que nos irán aportando muchas de las cosas que nuestras piernas necesitan para estar delgadas y esbeltas.
Pero vosotras mismas podéis utilizar la lógica. No podemos tener piernas agiles y fuertes, sin buena circulación, no hay buena circulación si hay exceso de grasa, no eliminaremos la grasa sin conseguir firmeza, y desde luego nuestras piernas no estarán firmes y prietas sin todo ello junto. ¿Porqué entonces nos vamos a resignar a una solo crema “milagrosa”? Pues no chicas. Aquí os iré enseñando los beneficios que cada uno nos dará y como debemos compaginarlas y usarlas en nuestros masajes. Eso es fundamental. Siempre daremos las cremas durante los masajes. Es la forma en que nuestra piel asimila las cremas.

Masaje en piernas

Por todo eso, y como primer paso fundamental, tenemos que ir activando nuestra circulación. Y en ello vamos a centrarnos las primeras semanas.
Ya hemos hablado de las cremas para la circulación. También hemos hablado que son cremas “fuertes”, son medicamentos, por eso no debemos abusar y tenemos que usarlas con precaución y periocidad.
No podemos comprarnos un tubo o bote de crema para la circulación y vaciarlos en dos días en nuestras piernas.
Recordar, que aunque son cremas, casi todas inofensivas, a veces, pueden producir alguna alergía o enrojecimiento de la piel. Nada grave, desde luego, pero vigilarlo amigas.
Pues ya sabéis, en un principio nos dedicaremos a utilizar cremas para la circulación, y poco a poco podemos ir alternando con cremas reafirmantes o cremas para piernas cansadas. Una vez por semana podemos usar las famosas cremas de frio-calor. Son muy relajantes además.
Pero no queramos hacerlo todo a la vez, ok? Vayamos pasito a pasito y sigamos las indicaciones que vamos poniendo en las entradas de nuestro blog.
No olvidéis que mucho, pero muchísimo más importante que cualquier crema, son los ejercicios y rutinas que vamos planteando cada poco en el blog. Así como la dieta, de la que aún no hemos hablado en profundidad, pero donde tendremos que entrar.
Las bebidas, las posturas, el calzado, etc….son muchas cosas que vamos analizando y preparando.
No dudéis que si lo vamos haciendo todo, con calma y despacio, dentro de unos meses, los resultados serán los que todas estáis deseando.
Bueno amigas, por hoy nada más. He querido hacer este inciso porque veía muchas dudas en los emails que me mandabais y quería que os sintierais tranquilas…
Besos…Laura…

Otro truco para adelgazar las piernas

Bueno amigas, hoy os propongo otro pequeño ejercicio que no nos llevará nada de tiempo extra y que será fundamental para el torneado de nuestras piernas, su fortalecimiento y una mejora en la circulación sanguínea de las mismas.
Lo primero que tenemos que hacer es buscar un lugar, un sitio por el que pasemos a menudo cada día.
Por ejemplo el tramo del salón a la habitación, del salón al baño, el pasillo, etc…
Cualquier sitio nos vale.
No os imagináis la cantidad de metros que hacemos al cabo del día sin darnos cuenta. Y porque no aprovecharlo?
Eso vamos a hacer.
Supongamos que escogemos el tramo del salón a la cocina ( no hagáis trampa las que lo tenéis al lado, eh?).
Pues bien, como es un tramo de camino que tenemos que hacer cada día, queramos o no, vamos a aprovecharlo.
Recordáis que ya habíamos hablado de los beneficios de subir las escaleras de puntillas, verdad? Pues vamos a aplicarlo a ese pequeño tramo de nuestra casa que recorremos varias veces al cabo del día.
Y vamos a recorrerlo de puntillas. Eso es. Caminaremos apoyándonos solamente con la parte delantera de nuestros pies.
Parece una tontería, pero os animo a contar los metros que podéis recorrer en un día en el tramo que escojais y multiplicarlo por 365 días del año y veréis que monton de metros hemos hecho caminando de puntillas.
El porqué escogemos solo un tramo es porque nos será más fácil recordarlo, asimilarlo y automatizarlo sin darnos cuenta.
De esta manera, cada vez que vayamos a hacer ese pequeño trayecto nos acordaremos de caminar de puntillas tal como veis en la foto.

Como caminar de puntillas…

Como véis, todos los ejercicios que estamos detallando desde el principio, tienen en común , que son fáciles de realizar y sobre todo que no se salen de nuestra rutina diaria.
Todas sabemos que si nos metemos en un gimnasio varias horas al día, tendremos resultado muy positivos. Y si además hacemos una dieta monacal, mejor que mejor.
Pero todas sabemos mejor que nadie, que empezamos y a los pocos días nos desanimamos, verdad?
Por eso es importante que nos planteemos los resultados a largo plazo.
Yo me propuse darme un plazo de un año. Y los resultados fueron espectaculares.
Os mostraré pruebas de ello más adelante para que lo veáis con vuestros propios ojos.
Si cada día vamos haciendo todas las cosas que vamos hablando los resultados llegarán, os lo aseguro.
Quería eso sí, comentaros un pequeño detalle.

Cuidado con la espalda

Cuando hagáis este ejercicio, esta rutina, que como os dije van a ser muchos los metros recorridos en un año, tenemos que tener cuidado con no dañar la espalda. A ver si por tener unas piernas bonitas, vamos a dañarnos la espalda.
Por eso os pongo otra foto, para que os fijeis bien. Hay que caminar con la espalda bien recta y erguida.
De esta forma, además el ejercicio será más intenso, además de no dañar nuestra espalda.
Tenerlo muy en cuanta. Es importante. Aparte de nuestra estética y nuestra satisfacción personal por tener unas piernas bonitas, tenemos que cuidar nuestra salud.
Más adelante hablaremos con detalle de la dieta y de hábitos saludables a seguir, aunque ya hemos hecho alguna mención.
Pero de momento, animaros y adelante, a realizar los ejercicios que vamos proponiendo.
Espero que os guste y que os animéis. Y recordar que los resultados los veramos a largo plazo…
Besos…Laura…

Tu que opinas…..sobre tus piernas???

Hola amigas, después de este paréntesis de unos días sin estar con vosotras. Una desgracia familiar me ha impedido estar aquí, y pasarme más tiempo en el hospital que en casa. Seguro que todas sabéis lo que es eso, pero la vida sigue y aquí estoy de nuevo con vosotras.
Ya veis que hoy os hago una pregunta muy curiosa, verdad? Pocas mujeres están a gusto con sus piernas, y eso que muchas las tienen preciosas.
Y a todas nos parece que las piernas de las demás son mucho más bonitas que las nuestras.
Pero a esta pregunta tendríamos que añadir algo muy importante. Otra pregunta que nunca nos hacemos y que no se si alguna se atreverá a contestar….que hago yo por mis piernas????

Que hacemos por nuestras piernas???

Seguramente que algunas penséis que hacéis muchas cosas al cabo del día, y que no entendéis como tenéis las piernas gordas y feas.
Pero hay que pararse a analizar las cosas.
Las piernas son extremidades, y sirven para desplazarnos y movernos de un sitio a otro. Esa es su función biológica, verdad?
La mayoría de nosotras, trabajamos en casa, y muchas fuera y luego en casa.
EL trabajo en una casa es agotador, no paras de hacer cosas y al final del día estamos agotadas. Si, lo se. Es verdad.
Pero….cuanto caminamos? cuanto obligamos a nuestras piernas a trabajar su circulación?
Es verdad que se nos cansan las piernas. Todo el día trajinando en casa. Pero amigas, en realidad, es trabajo que hacemos en casa es altamente perjudicial para tener unas piernas delgadas y estilizadas.
Las hacemos trabajar, pero de una forma totalmente opuesta a lo que deberíamos hacer. Y no hay solución. Las labores de casa hay que hacerlas, verdad? Alguna tiene la suerte de tener una pareja que ayude???? Seguro que pocas, eh?
Estamos todo el día de pie, nos agachamos, hacemos esfuerzos…
Mientras planchas, estas de pie, y cansas tus piernas, pero no las mueves…
Mientras friegas los platos, esta de pie y también te cansas, pero tampoco te mueves…
Barremos, limpiamos, tendemos la ropa, etc….Todo ello en unos cuantos metros cuadrados….
Todo eso amigas juega en nuestra contra. Nuestras piernas se cansan, pero no tienen el riego sanguíneo ni el aporte necesario para estar finas. Se nos hinchan, sentimos hormigueos y hasta nos duelen. Y por eso creemos que hacemos mucho ejercicio y no entendemos como tenemos las piernas más gordas de todas nuestras amigas.
Pues pensarlo amigas. Porque el ejercicio que hacemos es todo lo contrario a lo que tendríamos que hacer.
Incluso si trabajamos en una oficina tenemos el mismo problema. No importa que nos levantemos mil veces y son sentemos otras tantas algunos días. La mayor parte del tiempo estamos sentadas. Más de lo mismo.
Pero no podemos cambiar nuestra vida. A lo sumo podemos ir al gimnasio y hacer algo. Pero tampoco es lo más indicado muchas veces. Hay muy buenos profesionales en muchos gimnasios, pero en la mayoría nos tratan como si fuéramos hombre, y nos mandan hacer las mismas rutinas que a ellos, y eso hay que dejarlo claro…: No somos iguales físicamente…..
Nosotras no queremos músculos. Queremos formas…
¿porque la mayoría de actrices de cine tiene unas piernas preciosas? Acaso son más esbeltas de nacimiento que nosotras, o tienes el don de la belleza en exclusiva para ellas?

Debemos activar nuestras piernas

Pues no, todas somos iguales. Pero ellas tienen dos cosas. La primera tiempo para dedicarse a ellas mismas. Y la segunda los medios para tener a alguien al lado preocupándose por su físico y su presencia que para eso viven de ello.
Pues nosotras tenemos que arreglarnos con lo que tenemos. Y por eso tenemos que aprovechar para realizar ejercicios, dentro de nuestra rutina diaria, usar cremas que estén a nuestro alcance, hacernos masajes en las piernas nosotras mismas sino tenemos quien nos lo haga, etc…
Es decir, amigas, que tenemos que esforzarnos mucho más y poner todo de nuestra parte.
Yo he aprendido sola. He probado todos los métodos milagrosos que me han vendido en los medios de comunicación. He fracasado mil veces, pero no me he rendido. He aprendido y por eso ahora quiero transmitiros todas mis experiencias.
Por eso, la pregunta del principio de este post debemos cambiarla y preguntarnos….que hacemos por nuestras piernas????
Alguna se atreve a contestar? Veréis como os daréis cuenta que vuestras piernas no os gustan, cierto, pero también os daréis cuenta que no hacéis lo correcto por ellas, y que si ponéis de vuestra parte con fe y con tesón eso puede cambiar…
Besos…Laura…